top of page

Mantenimiento preventivo y mantenimiento correctivo a equipos UPS.

Al hablar de mantenimiento suele ser un poco ambiguo diferenciar si lo que se busca es un mantenimiento preventivo o un mantenimiento correctivo y el cuando procede cada uno de ellos por orden de importancia. En esta ocasión, vamos a diferenciar uno de otro y a determinar como identificar cuando debo de realizar cada tipo de mantenimiento. Además de concientizar por que el mantenimiento preventivo es una inversión para un trabajo ininterrumpido sin generación de perdidas parciales o totales en la infraestructura.

Mantenimiento preventivo:

¿Qué es? – Es el servicio de revisión física y de software del equipo, así como una limpieza profunda del equipo UPS.

En este servicio se revisa el estado físico de los componentes e interconexiones del sistema, así como de sus consumibles (filtros de aire, baterías, etc.); sin incluir el cambio de refacciones. Se hace un análisis del historial de eventos del UPS (los eventos son todos aquellos momentos en los que hubo un corte de corriente eléctrica en el suministro, o en donde se presentó alguna anomalía como un pico de voltaje o una caída de tensión). Posteriormente se realizan pruebas de operación al equipo para verificar que este trabajando en orden y dentro de sus parámetros establecidos. Una vez concluido el servicio, se entrega un diagnóstico escrito del mismo, donde se anotarán las observaciones pertinentes.

¿Cuándo procede? - Como el nombre lo indica, es un trabajo que busca evitar contratiempos en la operación del equipo UPS, por lo que se puede realizar en cualquier momento previo a un evento extraordinario, sin embargo, es recomendable realizar un mantenimiento preventivo de forma programada a nuestros equipos UPS, con la finalidad de mantener el sistema en óptimas condiciones y llevar un monitoreo regular de su estado y necesidades.


Mantenimiento correctivo:

¿Qué es? – En este servicio se realiza el mismo procedimiento de revisión, análisis y limpieza general, con entrega de diagnóstico del equipo UPS, incluyendo los trabajos necesarios a realizar con la finalidad de regresar el sistema UPS a su funcionamiento normal. En la revisión se determinan las refacciones y consumibles necesarios para el servicio. Es decir, este servicio si incluyen las refacciones necesarias para garantizar la reparación del equipo UPS.

¿Cuándo procede? – Este tipo de servicio es requerido cuándo la operación del equipo UPS se ve afectada por un mal funcionamiento o paro total debido al daño de algún componente interno o la lógica del equipo. Cuando se debe de operar alguna reparación a nuestro equipo UPS. Cuando se encuentra fuera de funcionamiento, presenta comportamiento atípico o erróneo al indicado en la ficha técnica del sistema.


Recomendaciones:

La falta de mantenimiento a los elementos de distribución eléctrica en nuestra red, puede derivar en un daño a los equipos electrónicos alimentados dentro de la misma red por fallas en el suministro de la energía eléctrica. Pudiendo resultar en fallas parciales, con reparación, pero con un costo en refacciones y paro operativo; o pérdidas totales, sin reparación, teniendo que sustituir el equipo dañado. El mantenimiento periódico, no solo protege la integridad de nuestros sistemas UPS, sino de todos los equipos que a su vez puedan llegar a estar conectados a través de los mismos UPS.

Para asegurar una operación continúa de nuestros equipos de respaldo y protección eléctrica, así como la prolongación de su vida útil, debemos de realizar trabajos de mantenimiento mínimo 1 vez al año, manteniendo nuestra red eléctrica en condiciones óptimas de funcionamiento que garanticen una energía eléctrica segura.


Para prevenir y garantizar la continuidad operativa en caso de presentarse alguna emergencia, se recomienda contar con pólizas para servicio de mantenimiento preventivo y correctivo. Respalda tus sistemas de respaldo eléctrico ante cualquier evento.



Fuentes:

· [1] N/A.

25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page